¿Qué son y para qué sirven los satélites geoestacionarios?

Los satélites que se encuentra a 30 mil kilómetros son los geoestacionarios, pero, ¿qué son y para qué sirven? Los son aquellos que realizan órbitas sobre la línea Ecuador terrestre a la velocidad que lo hace la Tierra.

Estos satélites cumplen con diferentes estándares básicos por ejemplo: estar una altura de 36 mil kilómetros, ya que allí se equilibra la fuerza de atracción terrestre como la centrífuga. Adicional, deben rotar sincronizados con el mismo movimiento que realiza la Tierra, por esta razón es que la distancia a la que se encuentra es muy importante, sino podría ir adelantado o atrasado.

Las soluciones que nos ofrecen las vemos en la vida cotidiana, pero también son indispensables para la gran mayoría de empresas alrededor del mundo. Gracias a las antenas satelitales podemos comunicarnos desde diferentes lugares de la tierra.

El primer satélite geoestacionario fue el Syncom 3, el cual fue lanzado desde el Campo Kennedy en 1964. El lanzamiento de este satélite experimental permitió probar comunicaciones y cubrió los Juegos Olímpicos de 1964 en Tokio para la televisión en vivo. Originalmente, durante 1961, era un programa exclusivo de de la NASA y se convirtió en el primer satélite de comunicaciones geosíncrono y geoestacionario del mundo.

Si un satélite viaja a altas velocidades su fuerza centrífuga puede superar la gravedad de la Tierra y puede salirse de órbita y perderse en el espacio

Sin embargo, con el pasar de los años, muchas empresas decidieron saltar más allá en este rubro y hasta la fecha existen más de 50 en órbita. Axesat, empresa encargada de diseñar y proveer soluciones satelitales a sectores de petróleo y gas, energía, minería, infraestructura, banca, agroindustria, gobierno y retail, realizó pactos con diferentes empresas de tecnología satelital para brindar soluciones de telecomunicaciones a empresas de diferentes industrias en Latinoamérica.

El EUTELSAT 113 WEST A, fue lanzado en mayo de 2006 con una proyección de vida últil de 15 años. Las frecuencias que brinda son las bandas C y Ku y se ubica en el 113° Oeste; este satélite provee cobertura en Las Américas por medio de sus haces hemisféricos y haces regionales. A la fecha, distribuye más de 90 canales recibidos por mil 300 antenas en la región y es capaz de recibir canales en banda Ku.

Otro satélite geoestacionario importante en América Latina es el EUTELSAT 115 WEST B, ubicado en los 114.9° Oeste y colabora con la atención de mercados con servicios como video, datos, movilidad, así como para los gobiernos. Este posee 24 transpondedores de banda C y 41.5 transpondedores de banda Ku, Estos se conectan con ciertas zonas de servicio específicas que van desde Alaska hasta Sudamérica incluyendo la isla de Pascua y las Galápagos.

Mexsat posee dos de los satélites más importantes, el Bicentenario y el Morelos 3 y dos centros de control, los cuales tienen una capacidad tecnológica multiplicada hasta por cinco veces, convirtiéndolo en uno de los sistemas más importantes del mundo. Gracias a este sistema satelital, se brindan servicios de telecomunicación los cuales apoyan el cumplimiento de políticas públicas de seguridad, gobierno, educación, salud y economía.