Comunicación satelital: la tecnología detrás de la industria bancaria

Actualmente, la industria bancaria es una de las actividades económicas más grandes e importantes de todo el mundo. De acuerdo a un estimado realizado por MarketLine, el valor total de la industria bancaria a escala global ascendía a 134.1 billones de dólares en 2016, lo que significó una tasa de crecimiento anual compuesta de 4.7% entre 2012 y 2016.

La valuación tan alta de los servicios financieros en el mercado global responde a que múltiples industrias, individuos y países de todo el mundo necesitan que sus operaciones bancarias se realicen de forma rápida, segura y con casi completa confiabilidad. Las compañías del rubro utilizan múltiples herramientas a su disposición para asegurar estas características, pero una de las más importantes es la comunicación satelital.

Para que un banco pueda continuar en operaciones, no solamente necesita tener una conexión constante con sus puntos de atención remota para el cliente (cajeros automáticos o terminales punto de venta), también debe asegurar un flujo continuo de información entre sus centros de datos, las oficinas centrales y las sucursales de la compañía. Además de estos desafíos, para los que se han ido perfeccionando técnicas y flujos de trabajo eficientes en las últimas décadas, el sector de servicios financieros ahora también debe de tener en cuenta la utilización de tecnologías digitales emergentes, como los pagos y la bancarización móvil.

En Axesat, compañía experta en telecomunicaciones, trabajamos en conjunto con los bancos y los servicios financieros para asegurar una continuidad en las transacciones, poniendo un énfasis en la ciberseguridad de la información transmitida y en el servicio persistente a los clientes (ya sean los usuarios finales u otras empresas con necesidades monetarias). En ese sentido, existen tres formas en las que los sistemas de transmisión de datos satelital pueden cooperar en los procesos de información bancarios.

1. Generalmente, los servicios de conectividad satelital son utilizados como un complemento de la infraestructura de red terrestre. En este esquema, las compañías de telecomunicaciones les permiten a los negocios de la banca tener una continuidad de sus operaciones a un costo razonable.

2. Por otro lado, también se pueden utilizar las telecomunicaciones satelitales en aquellas regiones donde las opciones de conectividad son limitadas, ya sea por una topografía excesivamente accidentada (que haga difícil la instalación de redes terrestres) o en comunidades y poblaciones remotas. De esta forma, las compañías de servicios financieros pueden proveer cobertura incluso en estas circunstancias.

3. Finalmente, en aquellas zonas o locaciones donde la red terrestre es suficiente para mantener el servicio en línea, los servicios de telecomunicación satelital pueden utilizarse como respaldo en el evento de una falla general o un desastre natural donde la conexión se vea comprometida. Gracias a su relativa independencia de la infraestructura terrestre, esta tecnología puede utilizarse eficazmente para mantener la operación bancaria.

Debido a las necesidades específicas del sector de servicios financieros, los sistemas satelitales que se utilicen deben tener altos estándares de confiabilidad. Así, la industria califica los productos de telecomunicación en varios aspectos: seguridad de datos, disponibilidad de conexión, velocidad de transmisión de información, etcétera. Las empresas bancarias requieren que sus operaciones estén en línea y disponibles a sus clientes más del 99% del tiempo. En este sentido, en Axesat contamos con un estándar superior al 99.6%. (Vea teléfono satelital )