Uso de redes sociales en el espacio

Uso de redes sociales en el espacio

El suceso que marcó lo que posiblemente sería el mayor logro de la Era de la Información: Internet  fue cuando se envió el primer mensaje a través de de la Agencia de Proyectos de Investigación (ARPANET por sus siglas en inglés) el 29 de octubre de 1969.

Con esta poderosa herramienta, se han llevado a cabo cosas que hace apenas hace unos años parecerían imposibles: transmitir imágenes y video al mismo tiempo; ubicar nuestra ubicación exacta en el planeta; acceder a gran cantidad de información en cuestión de segundos; y comunicarse en tiempo real desde cualquier lugar a través de voz y video.

Además de estos logros tecnológicos, se ha logrado romper también fronteras impensables. El astronauta Mike Massimino fue el primero en enviar un tweet desde el espacio; el explorador Eric Larsen fue la primera persona en conectarse a una red de internet después de tocar la cima del Everest; en Suecia la mina de Kankberg tiene una red móvil que funciona perfectamente a más de 450 metros de profundidad.

Aún así y después de todos los logros en telecomunicación que la raza humana ha realizado en un periodo de tiempo tan corto, todavía existen retos que superar. La red Wi-Fi y la fibra óptica se han convertido en los métodos más comunes para conectar nuestros dispositivos a la red, pero existen lugares de difícil acceso donde este tipo de tecnologías no pueden llegar.

Desde el satélite espacial hasta la cima del Everest, el internet tiene una cobertura cada vez más amplia gracias al avance en la tecnología en telecomunicaciones

Hay lugares como las cimas de montañas, el espacio exterior y bajo tierra que son zonas donde la comunicación se vuelve inestable y presenta fallas interrumpiendo las operaciones y procesos que allí se lleven a cabo. La red Wi-Fi no posee la potencia para llegar a su destino sin desviaciones y sin rebotar en barreras; mientras que la fibra óptica tiene un alto grado de complejidad de instalación y mantenimiento en zonas donde las personas no pueden acceder. Para estos casos el uso de antenas satelitales es la mejor opción.

“Esta tecnología permite que dispositivos como un módem, una computadora o un mismo celular se conecten directamente a internet vía satélite”, comenta el presidente de AXESAT, Mauricio Segovia. “Entre las ventajas que esta implementación supone para las empresas, se pueden contar, menores gastos por infraestructura, velocidad de conexión mucho más rápida que la de los sistemas convencionales, y conexión en las áreas más remotas o de difícil acceso debido a su potencia y cobertura”, subrayó Segovia.

Aunque no se han conquistado todos los escenarios de innovación, ni se han completado todos los retos; una parte muy importante se ha conseguido gracias a la conectividad satelital. ¿Qué otra frontera de comunicación se logrará romper con la ayuda del internet satelital?

VENTAS

Regístrese para obtener información comercial